La Agroecologia como proyecto político (II)



Las intensas lluvias y las consecuentes inundaciones: desastre natural o desastre político?


“Como es posible que el suelo pueda alterar el clima? La desaparición de la floresta es el primer factor que conduce a profundas alteraciones. Las lluvias se tornan menos frecuentes, pero mucho más violentas. Donde no existen selvas ni bosques, sino solo tierra de labranza y pastaje, el calentamiento del aire es grande y su elevación violenta. Puede ser tan violenta, que arranque la tierra, las semillas, las plantaciones y los techos de las casas, como lo hacen los “dust bowls” en los Estados Unidos. Las nubes, que el viento trae, se deslizan sobre el paisaje y su aire ascendente, como en un “almohadón de aire”. Encima de una formación boscosa, con su temperatura  más baja, la ascensión de aire disminuye bruscamente. La nube “cae en un agujero”. Todo aviador  y también todo pasajero que haya viajado en un avión pequeño un día de mucho calor conoce estos vacíos. Y, si la nube es pesada, no consigue contener el agua: llueve. Sobre tierra que no tiene árboles, las nubes necesitan ser muy pesadas para poder descender, y cuando lo son, siempre dan origen a aguaceros y tormentas violentas.

Se entra así en un círculo vicioso. La tromba de agua compacta la superficie del suelo. Mucha agua  se escurre y poca se filtra. Hay erosión. Los ríos se desbordan. Hay inundación. Y después de una o dos semanas de sol, hay sequía. El agua no se infiltró, no llego hasta el nivel freático del subsuelo, no puede alimentar fuentes y vertientes. Los pozos se secan, los ríos se secan, las fuentes se secan y los suelos están secos porque la tromba de agua solo humedeció la superficie. Con la sequía se instala una vegetación pobre, y cuanto más pobre es la vegetación, más difícil es la caída de lluvias, tanto más prolongadas se tornan las épocas de sequía y tanto más pavorosas son las crecientes. Por que??.

El clima se forma en una tenue capa que cubre nuestro globo. Con cualquier avión mayor se puede pasar la capa de nubes y volar bajo un sol eterno y cielo límpido. Nubes, lluvias y vientos quedan allá abajo. El clima empeora a medida que desaparecen las formaciones boscosas, y el suelo se compacta. Las leyes de reforestación no son vanas, fueron hechas para evitar la “producción en masa” de desiertos. No están aquí para salvaguardar el futuro de los aserraderos y las fábricas de papel. Fueron redactadas para garantizar la sobrevivencia, porque los desiertos no dan sustento a nadie, a no ser cuando hay petróleo en el subsuelo, siempre y cuando haya alguien que lo cambie por alimentos” (Manejo Ecologico del suelo, Ana Primavesi 1984)

Después de leer lo que con tanta claridad explica Ana Primavesi, esta investigadora brillante y sabia, la condición para pensar nuestra región. Es importante  saber porque la deforestación, quienes lo hacen, para que?

En Santa fe, la provincia, se reproduce en parte lo que pasa en toda la región pampeana  y en la pampeanizacion de otras regiones con costos irreversibles. La deforestación entre 1998 y 2013 fue de 58.700 has. La mayoría de ellas ocupada por soja, mientras que en Santiago del Estero fueron 1.048.000 Has!. En 100 años hicieron desaparecer de la Argentina el 70% de sus bosques nativos.

Si no fuera dramático, seria gracioso que muchas organizaciones internacionales que se dicen ecologistas y tantos funcionarios políticos, hablen de la “desaparición” de los bosques y selvas. Esa palabra tan significante quita todas las responsabilidades sobre personas, empresas, pooles de siembras y todo depredador que ande suelto. Y andan tan sueltos que hasta son hoy funcionarios del gobierno nacional y el de la provincia de Buenos Aires. Pero también los tenemos en la provincia, como senadores y diputados.-
Ahora bien, la otra pata es saber quiénes son los “dueños” de esas tierras, que atentan contra todos los ciudadanos y las ciudadanas.

En nuestra provincia los 17 principales terratenientes son propietarios de 617.000 Has (36.000 Has cada uno promedio) y 158.000 Has se reparten entre 6133 agricultores (25 has promedio cada uno) (Pengue-2008).-
Esos 17 terratenientes  son los que han decidido los desmontes en la provincia, han decidido terminar con la biodiversidad , con muchísimas especies vegetales y animales, y lo que es mucho peor con muchísimos hermanos y hermanas que deben abandonar sus lugares y engrosar los lugares más miserables  de nuestras ciudades, donde después cuando los ríos los arrasan, mucha ignorancia citadina repite la zoncera mayor: “y para que van a vivir cerca de los ríos”. Los que vivimos en la ciudad de santa fe, tendríamos que tener mucho cuidado con lo que repetimos, después de lo vivido en el 2003.

En el momento de evaluar desigualdades, la primera es que ese número que pareciera tan insignificante (17 terratenientes!!!) son los que se apropian de los recursos naturales hasta su agotamiento. Recursos que son un bien social.

Por ultimo como no queremos convertirnos  en  productoras de diagnósticos, creemos como muchos estudiosas y estudiosos inmensamente preocupados por este tema central en la vida de nuestro estado nación como es la propiedad de la tierra, y para comenzar una verdadera discusión democrática con la participación de todos los sectores, nuestra propuesta es como primera medida una consulta popular. Cuantos ciudadanos estamos dispuestos a que una persona, o una familia, o una empresa, sea propietaria de más de 1000 Has¿?.

La especulación de un negocio multimillonario como es el inmobiliario, se basa justamente en que la tierra es un recurso finito, agotable ¿Es posible que 17 decidan en el futuro de cientos de miles??! La decisión es nuestra.




LA AGROECOLOGIA COMO PROYECTO POLITICO (Parte I)



¿Tiene la agroecología que ver con las mujeres? ¿Y con la violencia contra las mujeres?

LA AGROECOLOGIA COMO PROYECTO POLITICO (Parte I)

“La superioridad ha sido asignada en la humanidad, no al género que procrea sino al que mata” Simone de Beauvoir –El Segundo Sexo-1949-

La agroecología como un nuevo paradigma de vida y de producción, cuestiona los pilares del capitalismo patriarcal, que las mujeres –y el feminismo en particular- hemos desnudado en nuestras luchas: Androcentrismo, etnocentrismo y antropocentrismo, o sea el mundo concebido desde la centralidad de un ser humano varón, blanco, burgués, masculino y heterosexual.-

Por esto la agroecología lejos de ser una propuesta técnica, es una nueva (vieja) forma de concebir el mundo y las especies que habitamos en él y es la “ALTERNATIVA a los problemas del hambre, la pobreza, la degradación medioambiental, las desigualdades sociales, con énfasis en el cambio necesario en las relaciones de género”(Siliprandi-Zuluaga-2014)


La agroecología es también un movimiento antiglobalización, porque defiende los sistemas sustentables, con producciones cercanas a las comunidades, revalorizando todas las actividades de cuidado , oponiéndose a las jerarquías de saberes, porque la única construcción posible es la colectiva .- Y en esto las mujeres tenemos para hacer aportes imprescindibles, sin que esto signifique nuestra responsabilidad y al decir de Cristina Carrasco, las mujeres tenemos un acceso privilegiado a la ciencia de sobrevivir. A lo largo de la historia hemos sostenido una generación humana tras otra a pesar de la violencia patriarcal así que somos excelentes referentes de la sostenibilidad de la vida.-

La violencia simbólica y real que significa día tras día vivir en un sistema cuyo único objetivo es la maximización de los beneficios materiales para unos pocos y que solo se puede sostener a través de relaciones de poder entre las personas, relaciones que llevan necesariamente a la violencia material: destrucción del medio ambiente sin que importe las generaciones futuras, depredación absoluta de los recursos que son patrimonio de la humanidad y una forma de dominio hacia las mujeres que se traducen en violencia, explotación sexual y feminicidios. “Esta violencia contra las mujeres y la naturaleza, forma parte del modo en que se percibe a ambas y constituye la base del actual paradigma de desarrollo. En el ejercicio de esta violencia simbólica, el patriarcado capitalista ha identificado mujeres y naturaleza y los ha situado en la parte oscura, convirtiéndolos en algo que no tiene valor y que está disponible para ser usado por “el hombre económico, racional, el hombre político” Vandana Shiva 1988).-

La agroecología como movimiento,  como ciencia, como nuevo paradigma nos presenta un nuevo cauce donde encontrar las respuestas.-


Dia internacional de la Mujer Rural



Invitamos a participar de la inauguración del Centro de    RENATEA de capacitación, CERCA, y Encuentro de Mujeres Rurales del centro norte de Santa Fe, en el predio de la Granja Agroecológica la Verdecita, que se llevara a cabo el día jueves 15 del corrientes a las 10:30 horas.

Este evento se dará en el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer Rural, por lo que posteriormente se hará entrega de las libretas a las beneficiarias del programa SURCOS, durante el desarrollo del Encuentro.

El reconocimiento del trabajo de las mujeres rurales en un espacio donde tradicionalmente los varones aparecen como únicos y legítimos actores, fortalecerá los vínculos que desde el Consorcio de Productoras y productores de la Verdecita, intentamos democratizar. Por ello impulsamos un proyecto-ley provincial de agricultura familiar, apoyamos la ya existente a ley nacional, y profundizamos las estrategias que nos incorporan a las mujeres como sujetos plenos de derechos y que nos mejoren cada día la calidad de vida.

El derecho a las verduras frescas

http://periodicopausa.blogspot.com.ar/2015/09/el-derecho-las-verduras-frescas.html

El derecho a las verduras frescas

El Consorcio La Verdecita impulsa un proyecto para defender y recuperar la agricultura familiar. La iniciativa fue presentada ante la Legislatura en 2014 pero aún no se trató.